Las tormentas sociales que vivimos son la degradación de la libertad en aras del terror, la violencia que nos lacera en diferentes formas es la expresión del odio irracional que oprime la diversidad, si somos seres humanos todos, ¿por qué seguir dividiendo fronteras y alzando banderas de la diferencia?, es lo común lo que nos hace especie, es la especie lo que nos caracteriza por nuestras particularidades, un mundo donde quepan todos los mundos es utopía pero no es irrealidad, soñar con el mañana mejor es la urgencia que grita desde las entrañas de la desesperada circunstancia, ¿para qué seguir fabricando armas cuando la humanidad necesita pan y dignidad?, hay en el orgullo impetuoso las señales de la muerte, la sangre que corre por nuestras venas alimentando los cuerpos, es la misma que se derrama en nombre de la libertad, la libertad escrita en rojo se lee y se nombra como barbarie. El águila vuela buscando nuevas presas. Los campos de batalla socavan la alegría natural.

 

 

 La educación es un amplio movimiento cultural, cuyas expresiones pedagógicas, educativas e históricas, nos hablan de uno de los sectores sociales más influyentes desde el siglo XIX, la evocación del magisterio es en muchos sentidos, el repaso de momentos determinantes de la formación de la nación mexicana. El magisterio, su conformación y aportaciones son vitales para la compresión del México actual.

 

Los maestros marchan, resisten, se levantan, en algunos estados la sociedad se solidariza, en otros son criminalizados con ayuda de los medios de comunicación, la homofobia avanza, se encubre en leyes y dispara balas de odio, la sociedad mira a otro lado, en Yucatán UBER es legislado, legislado con maña, un sector de la sociedad reclama, la clase media se indigna, maldice al gobierno, algo esta al revés en toda esta inconformidad, se defiende a ellos y se nos atacan a nosotros.

Se va volviendo común para los gobiernos federales realizar matanzas al aire libre y con plena luz, aquella simulación nocturna que engañaba a los ciegos es olvidada, ya el cinismo es pasado, ahora la cara fascista del sistema mexicano se expresa sin tapujos, balas y cartuchos, muertos y heridos, de sangre es la democracia, manchas que no se borran pero tampoco trascienden mientras la sociedad general se mantenga paralizad viendo por la televisión un episodio más de nuestra realidad violenta.

Don't have an account yet? Register Now!

Sign in to your account